¿Las apuestas deportivas son adictivas?

Las apuestas deportivas son adictivas

La mayoría de personas inicia en las apuestas por presión social o de forma recreacional, pues en realidad se trata de un ámbito donde puedes ganar o perderlo todo en un instante, por ello la adrenalina se libera y la adicción acecha. En cuestión sí, las apuestas pueden convertirse en una adicción, bastante similar a cualquier otra.

¿Quiénes son los más afectados?

Según la cifras de centros de rehabilitación, se estima que la mayor parte de personas que buscan ayuda para superar las apuestas deportivas, son hombres entre 18 y 35 años, los cuales invierten mayormente en competiciones de fútbol, y que afirman haber llegado a un punto donde ya no disfrutan el juego, y sólo apuestan para saciar la necesidad de hacerlo.

En los casos más graves, el sujeto ya no siente interés en las casas de apuestas que utiliza, la cantidad que está apostando, o las consecuencias de sus acciones, lo que suele coincidir con un perfil caprichoso e inconformista, capaz de gastar dinero con mucha facilidad, y tener baja tolerancia a la frustración. 

¿Todo el que juega puede tener una adicción? 

No, no necesariamente todas las personas que juegan desarrollarán una adicción por las apuestas deportivas, un claro ejemplo es el siguiente, el 20% de menores de edad en España invierte dinero en apuestas deportivas, de este porcentaje el 18% lo hace forma virtual, y un 8% representa a aquellos que lo hacen con frecuencia.

Ahora bien, de este último valor se estima que sólo el 2,5% puede desarrollar una adicción que requiera tratamiento de rehabilitación, factor en el que influyen las tendencias del usuario.

Pues si este se ha entrenado y conoce del tema es capaz de controlar el juego, sin embargo, muchas personas lo hacen basándose en un carácter descontrolado y las evidentes facilidades para apostar.

¿Se puede salir del problema?

Por supuesto que sí, el primer paso es reconocer la existencia de un problema con el juego, luego la terapia grupal es uno de los tratamientos más eficaces, por supuesto acompañado del apoyo de los seres queridos del adicto. Se estima que del total de pacientes ingresados en rehabilitación, más del 70% de los jóvenes son capaces de superar la adicción de forma definitiva con terapia. 

Sin embargo, el porcentaje restante suele tener recaídas y obtener un resultado menos provechoso, lo que suele estar asociado con factores de naturaleza diversa, especialmente con la falta de apoyo familiar o la presencia de otros trastornos.

Es importante destacar que la adicción al juego no se puede abordar con tratamiento farmacológico, solo con terapia cognitiva conductual.

¿Qué es la ludopatía?

En términos generales se conoce por ludopatía, al trastorno en el cual la persona experimenta un deseo psicológico imparable, que lo impulsa a jugar y apostar de manera descontrolada y progresiva, sin medir las consecuencias de sus acciones a nivel personal, familiar y laboral, situación que se evidencia en las casas de apuestas Perú y en el resto del mundo.

Hoy en día se considera una adicción sin sustancia, que según varios autores nace de la dedicación compulsiva a los juegos de azar, lo que al igual que las drogas estimula los sistemas cerebrales de recompensa, creando adicción.