Fósil de foca que revoluciona la teoría de su evolución

Eomonachus belegaerensis

Se ha podido hacer el hallazgo por primera vez de un fósil de foca monje que es totalmente extinta y ha logrado demostrar o dar a conocer que estos tipos de animales o especies han podido evolucionar específicamente en el hemisferio sur. Se tiene que a este ejemplar le han dado por nombre Tolkien en correspondencia al ficticio mar de Belegaer.   

Este descubrimiento ha logrado cambiar o dar giro la comprensión que tenían los científicos acerca de la evolución de las especies de focas que se encuentran en todo el mundo. 

Este cambio se originó luego de realizar el estudio a siete fósiles de foca que se encontraban en perfecto estado de conservación con un cráneo totalmente completo, se encontró en las playas del sur de Taranaki en Nueva Zelanda.    

Nueva especie de foca 

Esta especie de foca que se dio a conocer debido al hallazgo que se realizó se denomina Eomonachus belegaerensis, esto tiene como significado foca monje del amanecer de Belegaer, esto en honor al mar de Belegaer que se localiza al oeste de la Tierra Media de la obra El señor de los anillos de Tolkien. 

Este espécimen tiene aproximadamente unos 2,5 metros de largo y un peso que oscila entre 200 a 250 kilogramos, se pudo determinar que vivió específicamente en Nueva Zelanda hace más o menos unos tres millones de años.     

Desde hace mucho tiempo los científicos tenían la idea de que todas las focas se crearon en el Atlántico norte y luego al pasar el tiempo algunas criaturas atravesaron el ecuador para vivir al sur específicamente en la Antártida. 

Pero gracias al descubrimiento del fósil de la foca se puede evidenciar que gran cantidad de focas antiguas y los antepasados de las focas monje lograron evolucionar en el hemisferio sur.