Huelva propone la construcción del Materno Infantil con su protesta el próximo 26 de noviembre

El próximo 26 de noviembre, habrá una manifestación masiva en Huelva en contra de la fusión de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, una medida que habría de tomar el Gobierno español para intentar disminuir las listas de espera que afectan la calidad medica de los atendidos por estos hospitales.

La razón de esta marcha es porque los habitantes de la localidad de Huelva, no consideran que esa fusión solucione los problemas en la calidad de prestación del servicio de salud; de hecho, esta es la segunda vez que marchan de manera masiva en contra de la fusión de estos hospitales; la primera de ellas ocurrió el año pasado y al igual que esta próxima manifestación, será liderada por la doctora Julia Hergueta.

La construcción del Materno-Infantil en la capital, es una reivindicación más genuina

La estrategia gubernamental consiste en la unión de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, esperándose con eso un aumento en la capacidad de atención a un número mayor de españoles onubenses. Sin embargo, en la manifestación del año pasado, la fusión fue derogada puesto que había razones administrativas que comprobaban que esta no era una solución definitiva.

En cambio, la construcción del Materno Infantil en la capital, si supondría un aumento virtual en la capacidad de atención en función del número de pacientes. Esto es, según la filosofía que motiva la próxima manifestación, una solución más sólida y adecuada para solucionar de manera más permanente el problema en la calidad del servicio médico, del que muchos habitantes onubenses han reprochado con propiedad.

Capacidad por encima de las fusiones

El razonamiento de la doctora Julia Hergueta parte de un principio valido que merece la pena ser analizado. La fusión de 2 hospitales trae consigo la fusión en una administración, que supone una visión forzada más generalizada de la atención médica a los habitantes de Huelva.

Una visión generalizada produce un déficit en la calidad de atención especializada, que, en este caso, está representada por lo que cada habitante experimente al acudir a un centro de atención médica. En cambio, no fusionar los hospitales en cuestión, y construir el materno infantil, permitiría conservar una capacidad administrativa que es menos globalizada y más centrada a la región a la que sirve.

Con ello, se enfocaría en una atención de mejor calidad en función de su capacidad estructural y humana, cosa que es lo que esperan los habitantes onubenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *